¿Cómo actúa la Síndica de Greuges?

La Síndica de Greuges de Barcelona ejerce sus funciones con independencia e imparcialidad y, por lo tanto, no recibe instrucciones de ninguna autoridad o cargo municipal.

Para desarrollar sus funciones, la síndica cuenta con la colaboración de todos los órganos municipales, incluidos los organismos autónomos, las sociedades, las empresas, los consorcios, las entidades metropolitanas y las fundaciones en que el Ayuntamiento tenga participación.

La síndica actúa por solicitud de cualquier persona física o jurídica que presente una queja. También puede hacerlo de oficio, es decir, por iniciativa propia, cuándo considere que hay que emprender alguna investigación en defensa de los derechos de la ciudadanía.

Sus actuaciones son gratuitas y no hace falta la asistencia de abogado ni procurador.

Las quejas que se le formulan no afectan a los plazos previstos para el ejercicio de acciones en vía administrativa o jurisdiccional.

La Síndica de Greuges puede supervisar la actividad de la administración municipal, formular advertencias, recomendaciones y sugerencias que faciliten la resolución de los problemas objeto de queja, y para mejorar el funcionamiento de la administración municipal.

Igualmente, puede proponer fórmulas de conciliación o de acuerdo para facilitar una resolución rápida y satisfactoria de la queja.